9 ene. 2014

Las malas ideas son buenas.


Todos hemos tenido malas ideas. Ese momento en que un rayo de luz cruza nuestra mente, esparciendo una idea cual virus, mostrandonos una brillantes digna de la genealidad de un idiota. Es algo común de la naturaleza humana, incluso los hombres más brillantes de la historia las han tenido (los ejemplos sobran), pero existen dos clases de malas ideas: Cuando tienes una idea, y total convencimiento de que es un pensamiento magnifico cuya accion y consecuencias serán positivas; y cuando tienes una idea y la suficiente inteligencia para saber que es mala, erronea, incorrecta y con posibles malos resultados, y aún así, decides llevarla a cabo.

Sobre éste ultimo caso quiero hablar:

Cuándo estás en una fiesta sabiendo que no debes beber, púes entiendes que podría ser peligroso consumir demás al momento de regresar a tu hogar. Cuando te retan a una accion peligrosa, como saltar de un risco, o de un pequeño puente en direccion a un río de dudosa profundidad, y a pesar de que tu cerebro se apoya en todos tus sentidos pàra advertirte del peligro, lo ignoras y lo haces. Los ejemplos estan demás.

¿Si sabemos del peligro de la idea, por qué llevarla a cabo? La verdad por delante. La seducción es una amante peligrosa, es un arma que te lleva más allá de la racionalidad del pensamiento y las advertencias de los sentidos; la seduccion provocada por el peligro y lo desconocido, puede ser la mas influyente de todas. Ese deseo de vencer toda posabilidad, todo reto, todo miedo... ¿Lo han sentido, verdad? Yo también.


No todas las malas ideas tienen porqué ser malas, en el sentido estricto de la palabra. Una mala idea es sólo un pensamiento que va más allá de la razon. ¿Es eso un problema? Puede ser, pero también una virtud.

La historia está plagada de malas ideas exitosas, de hechos ocurridos por casualidad; hombres que vencieron al miedo, se dejaron llevar, y quebrantaron todo pensamiento lógico.

Imagina que al saltar del puente caes al río sano y salvo, resurgiendo glorosiamente de las aguas. Sueña con callar a quienes critican tu idea, acusandote  de iluso y tonto, para al final regresar con la frente en alto, todas las miradas en ti, y todas esas bocas selladas para siempre.

Una mala idea puede ser esa oportunidad que todos esperamos ansiosos deseando su llegada; esa oportunidad de superarnos a nosotros mismos y a los que dudan de nuestra vision. Una mala idea puede ser, con suerte, la desicion de tu vida; el sueño realizado.

"Abandonaré la universidad para cumplir mi sueño de ser escritor", Esto se verá obviamente como una mala idea, pero si con el paso de los años y el fruto de tus esfuerzos te conviertes en un escritor reconocido y exitoso, ¿Quien tendra el valor de dudar de tu decision?.

El dia a dia esta rodeado de peligros y decepciones. Obstaculos que detienen nuestro camino; piedras que nos hacen tropezar, muchas de ellas sembradas por nuestras propias manos. ¿Es ésa razon para detenerte?. De los errores se aprenden, no hay mayor verdad. Si caminas sólo por el camino que es considerado politicamente correcto por temor a equivocarte, no sólo no aprenderas nada, sino que al cumplir esa meta vacia y sin sentido, te sentirás perdido en el fantasmal mundo de la tristeza, mirando a tu pasado preguntanudote: ¿Que hubiese pasado si yo...?

Arriesgate amigo, salta al rio; no llegues al final del recorrido lamentando el camino que escogiste. Equivocate con elegancia y sonríe al hacerlo. Tomas riesgos que otros no tomarian, desafiando al sistema, a la razon, a la sociedad. Si fallas, habras aprendido una valiosa leccion haciendote más fuerte. Si triunfas... Bueno, amigo, habrás alcanzado la cima de la gloria y la paz en tu pasado; serás recordado no cómo "él que pudo haber hecho algo" sino cómo "él que realmente lo hizo".  No sigas al rebaño, nuestro objetivo en la vida debe ser cada día excepcionales.

Dejate llevar. Tu cerebro puede ser manipulado por aquellos que te rodean, pero tu corazon es unicamente tuyo, y sólo tú puedes escucharlo. Miles de hombres murieron para que tú hoy seas libre, no desperdicies ese legado.

Las malas ideas pueden ser buenas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario