16 ene. 2018

El conocido versus

EL CONOCIDO VERSUS




La sociedad se está hipersensibilizando. En nuestro afán por ayudar al projimo, nos hemos convertido en verdugo de todo aquellos que nos parece ofensivo, sin detenernos a tratar de ver las cosas desde otro punto de vista. Todo nos parece grave y ofensivo. No puede ser.


Hay que saber leer los contextos, escuchar el trasfondo. No todo está hecho con una mala intención. No todo es un ataque hacia un colectivo. A veces solo es un chiste. A veces puede ser un comentario desafortunado. A veces es solo una opinión como cualquier otra.


No le demos importancia a palabras vacías. Hay que saber cuando levantar la espada ante lo injusto, pero también cuando permitirnos no tomarnos tan en serio la vida para reirnos durante un segundo. La vida es seria, pero tomarla siempre en serio es un error. Es una tragicomedia.


No obstante, la otra cara de la moneda también comete sus errores. Somos libres, sí, pero nuestros derechos terminan donde empiezan los derechos de otros. Ser libres nos permite hacer lo que nos dé la gana, pero hacer lo que nos dé la gana no es siempre lo correcto.


Es la misma libertad quien nos expone a cometer errores. Ofendemos sin saberlo, golpeamos sensibilidades y nos excusamos con "es un chiste". Es un chiste para ti. No cometas el error de pensar que todos los demás se reirán de lo mismo que tú. Hay que estar consciente de la linea.


El humor negro está de moda. A mí me encanta. Dice verdades incomodas explotandolas en la cara. Realiza criticas que otros raramente exponen. Transforma el dolor en algo más, ofreciendo un escape de él. El humor negro es la risa contra el llanto, pero no como enemigos, sino rivales.


El problema viene cuando ese humor es pervertido convirtiéndolo en algo sin empatía ni respeto. Se lleva a los extremos. Se confunde un chiste negro con un chiste ofensivo. No es lo mismo reirse que burlarse. No es lo mismo un comentario humorístico que un prejuicio burlesco.


Es dificil no trasparsar la linea. Nos evocamos en los chistes de humor negro y sin darnos cuenta vamos cada vez más lejos, siempre más atrevidos, siempre más arriesgados, hasta que ya no nos damos cuenta que nos hemos convertido en un "digo lo que me plazca y punto".
Tomad conciencia ambos bandos:


No juzques de retorcido todo lo que escuches. Da la oportunidad de la libre opinión. No te tomes todo tan en serio. Aprende a analizar el trasfondo y leer las intenciones de los demás. No todo el mundo busca herirte. No estás solo.


Pero tampoco creas que está bien todo lo que digas. No pienses ni un por un segundo que no deben importarte las sensibilidades de los demás. No ignores el dolor ajeno. No faltes el respeto sin razón. Estamos todos en este mundo. Vamos a intentar llevarnos bien.

-------

¡Por favor sígueme en mis redes sociales! Estoy en Facebook y Twitter

¡Saludos!

1 comentario:

  1. Es la diferencia entre estar bien informado o no, mucha gente hace eso de creerse lo primero que ven o escuchan, sin siquiera ver mas allá de lo mencionado o visto. Gente ignorante e infantil... Es esa misma gente que no soporta el humor negro XD Que por cierto, a mi también me encanta, siempre y cuando como vos dice, este bien ocupado :D
    Os mando un fuerte abrazo y muy buena vibra mi estimado!

    ResponderEliminar