29 jul. 2016

Escritura

Escritura



Te necesito. Ya me has salvado en más de una ocasión y hoy, nuevamente, requiero de tu fuerza. Hoy vuelvo a necesitar de ti; que bajes la mirada, me mires y me brindes una sonrisa. Necesito que seas mi motivo para sonreír; una meta, una esperanza. Hoy necesito que me recuerdes lo que he olvidado, y lo que posiblemente olvidaré en un futuro. De nuevo las cadenas se cierran y estoy tras las barreras. Una vez más todo se me presenta como una quimera. Quiero que me recuerdes que puedes ser real, y que pase lo que pase no me vas a abandonar.  Tú fuiste la semilla que inició todo esto; quien me dio un propósito y me enseñó auto-respeto. Debes volver se presentarte, hablarme, abrazarme; prometer no abandonarme. Debes recordarme que hay un futuro aunque no sea seguro, pero que mientras te mantenga a mi lado alejaremos lo oscuro. Necesito que me digas que tengo posibilidades. Recuérdame que hay talento en mi interior y que tú eres el medio para llevarlo a las realidades. 
Estoy recordando aquellos días estando encerrado, esos días cuando aún no te había encontrado. Soñaba contigo aunque no te conocía; era como un creyente en busca del mesías. Luego apareciste como si fueras un ángel, un arcángel, y yo andaba por ahí más perdido que Dante. Me dijiste que estuviera tranquilo y sobre ti me apoyara, me mostraste un camino que antes no vislumbraba. Pero ahora el camino vuelve a opacarse; a alejarse, marcharse, como una flor al marchitarse. Hoy vuelvo a dudar, a temer, a llorar; y solo tú eres quien me puede salvar.
Recurriré a ti muchas veces, espero eso no te moleste; llevo cosechando nuestra amistad desde hace treinta y seis meses.  Me he reunido contigo en las mañanas, por las tardes y las madrugadas; has sido la perfecta compañera en mi almohada. Te he besado, acariciado, y aunque a veces me he alejado, siempre que regreso me estás ahí esperando. Y volvemos a encontrarnos como dos amantes olvidados, que tienen de nuevo un reencuentro apasionado. Yo en ti vierto ideas, tú las conviertes en realidades. Sobre ti suelto lágrimas y las conviertes en paisajes. Gracias a ti dejo volar mi imaginación; eres mi eterna compañera en esta sucia habitación.
Tienes muchos nombres y no sé cómo llamarte. Solo sé que desde que te encontré  me da miedo fallarte. Trato de ser constante pero a veces se complica, la vida me aleja mientras tu voz  que me quede me suplica. Espero me perdones el descuido, pero te aseguro que mi sentimiento por ti sigue vivo. Te necesito, creo que no sabes cuánto.  Si no fuera por ti, ahorita no estaría andando. Me salvaste la vida, amiga querida. Sanaste heridas convirtiendo penas en poesías. Te necesito, quiero volver a repetirlo, sobre todo en este momento te necesito. El suelo está temblando, no sé si puedes sentirlo; yo lo siento y temo por mi temple: van a destruirlo. Pero tú eres mi escudo y mi espada; en el fondo siempre hemos sido tú y yo en contra la armada. Por favor mantente firme, así podré estarlo contigo; si tú caes, yo caigo; así somos los amigos.
Hace un tiempo me diste fuerza y voluntad; he estado contigo por diversión pero ahora es por necesidad. Se acerca la tormenta,  somos dos contra cincuenta. Debes ser los pies de esta alma que se desalienta.
Me has dado todo y yo todo de mí te he dado; los enemigos que vienen están en nuestra contra, lo han acordado. Quieren romper este enlace, buscan un fatal desenlace; saben muy bien la falta que me haces. No podré solo, pero solo no estoy jamás; ya me has salvado y sé que me volverás a ayudar. Se vienes días turbios, lo puedo oler en el aire; si la tristeza subió, es para causar desaires.  Antes de que comience la batalla quiero que sepas que estoy agradecido; gracias por los bellos momentos, gracias por cumplir lo prometido. Gracias por quitarme el crucifijo, anular los sufijos; solo por ti tengo por fin un destino fijo. Te amo, haré lo que pueda por no soltar tu mano. ¿Ves mis ojos? Sabes lo mucho que han llorado. Pero tú lo has secado y sé que lo volverás a hacer; mientras estemos juntos nos temerá el mismísimo lucifer.
Aquí vienen, se están acercando. Afilan sus armas, se están preparando.
Aquí vienen, Escritura, ¿lista para luchar? Somos tú y yo, vieja amiga. No hay vuelta atrás.

------

         ¿Y tú a quién recurres cuando estás por caer? Si te gustó la publicación, compártela, por favor; eso me ayudaría mucho. Sígueme en mis redes sociales: Facebook y .Twitter
         ¡Gracias por leer!

8 comentarios:

  1. Como siempre, me pareció un excelente texto, pero la última frase supera incluso eso. Los que escribimos sabemos entenderte, que increíble es que unir palabras nos haga tan bien, nos haga sentir tan completos.
    Por último, sí creo que la escritura es método de lucha, luchar contra la ignorancia es algo muy importante para darle poder de pensamiento propio a la gente.
    Un abrazo John!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La escritura es un arma poderosa. Y sobre lo que dices, es igualmente hermoso saber que muchos compartimos la misma pasión,

      Gracias por leerme, querida amiga :3

      Eliminar
  2. Hola! Increíble pero no esperaba menos de ti. Ya te lo dije y de verdad siento estar un poco ausente comentándote pero me está siendo imposible y aún así quiero que sepas que sigo leyendo todo lo que escribes y especial Demonios Terrenales que ya sabes que estoy súper enganchada. Para mi la escritura lo es todo de verdad que no se ni describir lo que es. Una forma de vida, una forma de desahogarse, mostrar lo que siente el alma y que la boca no puede expresar y sobre todo una forma de estructurar todos nuestros pensamientos.
    Un beso y nos leemos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La escritura somos nosotros, ¿y como se describe uno a sí mismo? No te preocupes, que no hay apuro. Si te dijera algo, sería paa que retomes tu blog, que estpy ansioso por leerte :3

      Un beso y un saludo :3

      Eliminar
  3. HERMOSO!!! No puedo decir mas, tu inspiración sé de donde la sacas, brinda emoción porque también he vivido lo que hablas, escribir y dejar el alma en esas preciadas letras que solo retratan nuestra alma. u.u
    Un fuerte abrazo ;D

    ResponderEliminar
  4. Me gusto mucho! historias como esta muy pocos las comprenden, mas ustedes escritores de metaforas a tiempos completos.
    "P" de poesía! Amen!.
    Saludos y muy buena vibra!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hace falta ser un escritor para comprender el sentimiento. Tu, que tienes alma de artista, lo sabes muy bien :3

      Un saludo!

      Eliminar