19 abr. 2016

Inopia


Inopia

Ojalá la Inopia de mí se apoderase, pues bajo sus encantos caería en un letargo eterno; un descanso sereno libre de melodramas; ajeno a esta tragicomedia que ríe al llorar y llora para poder reír. Bajo la Inopia, bajo su manto, podría olvidar lo aprendido, desplazar lo soportado y destruir lazos fuertes y bellos, pero con espinas adyacentes; pues si bien las flores de olores se nutren, siguen siendo venenosas para el que decida sobre ellas acostarse. Y es por ello, y por poco más, que a la Inopia espero en este incomodo silencio; acostado sobre un campo de flores donde su veneno no es compensado por el olor en desprendimiento. Inopia sea bienvenida, como el estado del coma en el cual despertaría solo en un selectivo día. Inopia, aparece, pues los pensamientos enloquecen así como los deseos, secretos y mentiras. Mentiras dichas con intención noble, mas son un suicidio ahorcado desde un roble.
Conciencia dormida, conciencia domada. Importancia máxima, importancia reducida, y así casi desaparecida su valencia, se presta para la ignorancia e ignora la sapiencia. Simplemente regenta hechos presentes con ojos ciegos a tiempos remotos, ya sean pasados o futuros. Las fantasías se convierten en hojas en blanco, pues su existencia embellece la realidad que a la vez se retuerce por la verdadera inexistencia de ellas. Simplemente olvidar y no importar, eso promete la Inopia. Como un niño que aprendiendo a caminar se cae para luego levantarse sin guardarle rencor al suelo, a sus pies o a su torpeza.
Inopia, amante de la mente alelada.
Inopia, si vas a llegar, llega de una vez; y si no entonces envía tu carta de disculpas por correo, por mensaje; amarrada al pie de un ave que perseguiré por extraños parajes, rodeando arbustos y árboles, con la esperanza de hallar en tu letra una carta de presentación y no de adiós, aun sabiendo lo que el ulular pronostica.
Tal vez sea de los múltiples condenados, penados por múltiples razones. Comienzo a pensar que el tumulto se une y se clasifica para darle sentido al hecho de conocer las preguntas, las respuestas, y aun así no resolver los problemas. El problema viene en la sangre. Y de ser así, Inopia, no nos conoceremos hasta que busque modos alternos de hallarte y poseerte, aunque estos lleven a disminuir el tiempo en la tierra.

Inopia, si ahí estas, me entrego a ti sin más.

5 comentarios:

  1. Lo leí sin saber el significado y tiene una fuerza increíble, busqué el significado y entiendo por qué. ¡Hermoso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaj sabía que Inopia sería una palabra que muy pocos conocerían; hey, aprendiste algo, ¿no? Este es un blog educativo xD. Saludos

      Eliminar
  2. No pues si... que chido ¿no? ... ¿Que es Inopia?
    Na... lo busque en San Google... Puedo darle a tu texto diversos significados, relacionados con cierta economía, con el arte, con la pasión o con tantas cosas que prácticamente encaja en todas ellas. Muy bueno!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando escribí inopia, lo hice con un pensamiento en mente; pero a la ve quería que quien lo leyera le diera su propio significado. Tampoco quise explicar que es Inopia, creo que el misterio le aporta al texto.

      Gracias por leer y comentar. Saludos!

      Eliminar
    2. Pues lo has conseguido, es un texto "neutro" que puede tomar el significado que el lector guste, a como se sienta al momento, es como el LSD XD

      Eliminar